Home

#91

Modernidad, familia y tradición

La Chupilca del Diablo por Samuel Olivares

chupilca

Vistas fijas de una casa que está en medio de un barrio que está cambiando, distintas miradas a un lugar que parece próximo a desaparecer. Así comienza la “Chupilca del Diablo” opera prima del joven director Ignacio Rodríguez. La película está protagonizada por Jaime Vadell y Camilo Carmona. Nos narra la historia de un solitario y amarrete viejo que se dedica a hacer aguardiente. Su negocio peligra y su familia no  lo toma en cuenta. Su único trabajador también debe dejarlo, porque tiene que partir al sur a cuidar a su madre enferma. Es en ese momento donde aparece su joven nieto Javier, con quien comienza a trabajar en su pequeña fábrica de licores. La historia tiene lugar entre el día antes de navidad y la noche de año nuevo, es durante este tiempo que se gestan labores, negocios fallidos, peleas, ofertas por su terreno, situaciones en las que se genera una relación más cercana entre Eladio y Javier.

Dentro de este marco se articula “La Chupilca del Diablo” licor que debe su nombre a una antigua leyenda proveniente de la guerra del pacífico, la cual cuenta que en esos días de conflicto los jóvenes soldados chilenos le echaban pólvora a las botellas de aguardiente y luego de eso se las bebían, volviéndose invencibles en la batalla, eufóricos por el elixir.

La película comienza con ciertos ripios narrativos y visuales, no es hasta la media hora de metraje que recién toma vuelo, aún así sus pasajes a lo largo de la historia son fluctuantes. Al comienzo hay un cierto letargo en el transcurso de las escenas. El tratamiento visual va desde la cámara fija hasta prácticamente el dogma de mediados de los noventa, esta mirada ecléctica se ve más perjudicada por las actuaciones poco convincentes que poseen, en un inicio, Eladio (Jaime Vadell) y el empleado (Eugenio Morales). Cada uno parece estar situado en dos polos actorales tan distintos que nunca se logran conjugar con naturalidad, sus escenas resultan forzadas y sin ritmo (además de estar pésimamente resueltas visualmente, lo que acentúa sus diferentes estados interpretativos). Lo mismo sucede en la escena de la cena navideña, en donde las acciones y diálogos son un tanto gratuitos, todo con la idea de explicar y contextualizar muchos aspectos de la historia rápidamente, tales como saber que Javier se lleva mal con su mamá y que su padre está en Punta Arenas, o también enterarnos que al viejo Eladio nadie lo quiere por coñete y amargado.

Sin embargo, tras pasar esa ripiosa primera parte de un momento a otro la cinta cobra vida, se vuelve más orgánica y aunque nunca deja del todo de lado esas escenas “gratuitas”, que a ratos te sacan del relato, comienza a articularse de forma más coherente, la cámara es definitivamente en mano y las actuaciones buscan el realismo. Diálogos y acciones se vuelve absolutamente naturales, abuelo y nieto construyen su lazo, la distancia entre ambos se mantiene, pero de a poco Eladio intenta ir enseñándole pequeñas cosa a su nieto, cuyo único interés es el dinero que puede ganar trabajando ahí.

La película también se da espacio para tomar algunos riesgos, mezcla situaciones en donde los actores interactúan con personas de un lugar; como una feria libre o en el rodeo, insertando a los personajes en estos espacios casi de manera documental, pero sin quebrar los códigos de la ficción. La Chupilca del Diablo, a juzgar por su nombre, podríamos pensar que se trata de una historia de tintes populares, pero esta cinta poca relación tiene con ello, más bien se centra en mostrarnos problemas de la sociedad actual, de cómo Eladio intenta mantener viva una tradición, de cómo él se aferra a lo único que la da y ha dado sentido a su vida, ya viejo y solo nada parece importar mucho, ya nada puede cambiar mucho.

 [youtube.com/watch?v=lI4PcZ90Dbc]

Dirección: Ignacio Rodriguez

Guión: Ignacio Rodriguez, Matías Jeffs, Constanza Zeballos

Producción: Tomás Arriagada, Constanza Cabrera

Fotografía: Matías Illanes

Directora de Arte: Romina Lorca

Montaje: Jaime Amunátegui

Sonido: Matías Jeffs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s