Home

#88

Cómo significar el pasado?

Miguel, San Miguel por Felipe Azúa

Imagen

La película se centra en la experiencia de Miguel Tapia, baterista de una de las bandas íconos del rock chileno, Los Prisioneros, quizás la agrupación mas importante de la música nacional. Ambientada a principios de los años 80 nos enteramos del como se conocieron los tres integrantes de este reconocido conjunto que traspasó las barreras de lo político en un complejo período de nuestra historia.

La tarea de realizar una biopic de una historia arraigada en la cultura pop nacional sin duda conlleva la difícil cadena de decisiones sobre el punto de vista de la historia y el valor de la memoria como detonante de una película. La remembranza juega un papel importante en este filme pensando en que todo el relato está relacionado con el punto de vista de Miguel Tapia, y aún mas, debemos entender que probablemente se trata del relato del Miguel Tapia 30 años mayor. En este ejercicio el director Matías Cruz opta por centrar la historia desde solo un  punto de vista (ya sea por problemas de producción, de derechos o decisión artística), y es la elección de este personaje la que marca, a mi juicio, el desarrollo de este filme. En definitiva la película se conforma con relatar un proceso de formación de una banda y los indicios de lo que pasaría con ella después son muy vagos, dejando la interrogante sobre el real discurso del filme.

Desde un comienzo entendemos que la película cerrará en los comienzos de la banda cuando aún no tenían formación definida, apenas unos pocos instrumentos, y esbozaban sus primeras ideas de nombre. Sin duda que esta historia ha sido contada, leída y releída muchas veces por los que tenemos alguna simpatía por el grupo de San Miguel, por lo que se hace difícil pensar esta historia como un punto de vista muy subjetivo sobre un hecho, pero aún así Cruz decide tomar la experiencia de Tapia como único referente y es así como mantiene el relato bajo un sesgo. Por un lado la película intenta relatar un hecho poco glamouroso donde un grupo de adolescentes persigue su sueño de formar una banda, pero por otro lado la interacción de los personajes y las decisiones de dirección nos dicen otra cosa. Acciones que en la vida cotidiana de cualquier adolescente son enfatizadas con el uso de la cámara, el montaje y las actuaciones. Traicionando la idea de mostrar de la manera mas humana posible a estos personajes antes de convertirse en lo que llegaron a ser, una de las claves del género en el que intenta moverse.

La inocencia de los personajes se convierte en una barrera difícil de sortear ya que no tienen aristas claras y no demuestran ser lo que después conoceríamos como Los Prisioneros, y si bien el guión intenta adentrarnos en un contextos político-social, este es el único rasgo que podría hacernos imaginar el porque de las canciones de este grupo. Lamentablemente esa misma inocencia se traspasa en el guión, el reflejo del contexto político es inequívoco y lineal, solo se centra en la observación de estos adolescentes dentro de la lucha entre los pobladores y las fuerzas de represión de la dictadura. Existe pocos momentos donde los personajes puedan generar un discurso tan contestatario y popular como el que luego crearía esta agrupación, ya que los personajes son textuales y hablan sobre lo que les sucede. Por ejemplo son pocos los momentos donde los personajes recorren las calles de la ciudad, como también son pocos los momentos donde entendemos como están generando esa visión de mundo que traspasa por cierto el conflicto político-social de la época de dictadura. Por otro lado tampoco logra representar las problemáticas adolescentes que probablemente debieron tener los personajes como existirían en cualquier época. Es entonces cuando la película se aplana hacia un relato demasiado literal sobre lo que fue la formación de un grupo en un contexto determinado (sin olvidar siempre que está contada probablemente bajo el velo de la memoria de un hombre mayor que recuerda el anecdotario de su juventud)

Las infinitas posibilidades que entrega una película de época a nivel de discurso hacen que la tarea se dificulte a la hora de pensar en el papel de la memoria y el reflejo de la realidad. Pero hay una decisión importante que se relaciona con el punto de vista, se trata desde el lugar/tiempo en que se cuenta una película. En este caso se toma partido por el hecho/registro histórico por sobre el discurso, y lamentablemente el potencial histórico de este relato anecdotario está en un nivel muy por debajo del potencial discursivo de lo que fue en conclusión esta banda hoy separada.

En la primera categoría existe un sesgo sobre lo que debiese ser el efecto espejo de un discurso, es aquí donde la dirección de arte y las escenas de contexto social deben hacer un trabajo minucioso, que en este caso se cumple, pero es totalmente inofensivo ya que no construye un imaginario que nos permita adentrarnos en los personajes y que no revela hechos del contexto social que no pudiésemos inferir con recursos narrativos mucho mas íntimos. Además por otro lado surgen dudas lógicas sobre la verosimilitud en torno a la complejidad de los sistemas de resistencia en dictadura. En la película se tiende a simplificar los hechos mas violentos para que al final sean solo un antecedente, impregnando así con un capa de barniz de hechos históricamente trágicos a un personaje que en realidad está generando un discurso mucho mas complejo, que solo entenderemos hacia el final de la película nuevamente de manera textual. Un discurso que no tiene que ver directamente (o solamente) con los actos de violencia que hemos visto durante toda la película sino que con una actitud que va mas allá y que marcó una generación de músicos y jóvenes alrededor del mundo, la actitud punk que haría de este grupo popular.  Es solo a través de los textos de Jorge Gonzales que podemos inferir cuales eran las conclusiones que llevan el relato y que es lo que tramaba la cabeza de estos tres adolescentes.

En conclusión, la película presenta pocos los momentos en que reconocemos en esos adolescentes en blanco y negro a la banda mas importante del rock nacional, una premisa que se hace necesaria cada vez que intentamos adentrarnos en el mundo musical que también debería explorar el filme. Ya sea por los gustos musicales de los personajes principales ó secundarios,  ó por la propia intromisión de la música extra diegética, se nota un intento por repasar una década y una corriente contestataria y, al igual que con la dirección de arte, se intenta llenar de significados elementos que al final del día para los personajes protagonistas poco significan y que no aportan a crear una postura frente al presente de la banda. Es quizás el elemento mas grave de la película el poco sentido musical que profesa, un rasgo poco característico de las filmes que tratan las historias de formación de bandas. En general se siente un interés mayor por recrear una época (de manera bastante inocente) que por crear un ambiente de efervescencia musical para estos tres personajes. Basta con revisar el montaje del filme donde extrañamente las escenas mas funcionales y que demuestran un interés por la música son básicamente escenas del tipo videoclip, que en otro contexto podrían funcionar como un distanciamiento en relación a la narración, pero que en este filme solo sirven como escenas de transición. Por otro lado las escenas donde los personajes se relacionan con la música son generalmente remembranzas idealizadas y escenas funcionales para el guión, donde no interesa la forma en que se llega a la creación de un tema, ni tampoco la sensación que provoca el tocar como conjunto, mas allá de lo literal, y por ende  no permiten entender su amor por la música.

Dirección y Guión: Matías Cruz

Producción: Bruno Bettati

Direccion de Fotografía: Mirko Zlatar

Sonido: José de la Vega

Montaje: Soledad Salfate

Reparto: Eduardo Fernández, Diego Boggioni, Mauricio Vaca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s