Home

#83

Las Implicancias del No

NO por Samuel Olivares

no

NO narra la historia de cómo se fue ideando la franja publicitaria del “No” para el plebiscito de 1988. La historia está protagonizada por René Saavedra, interpretado por Gael García, quien es un joven y exitoso creativo publicitario, que estuvo exiliado. René es contactado por José Tomás Urrutia (Luís Gnecco), un político integrante de los partidos que apoyan el “no”, para que se haga cargo de la campaña. Por otro lado Luís Guzman (Alfredo Castro), quien es el jefe de René, será quien se hará cargo de la campaña del  “Sí”.

La película se enmarca en la realidad histórica de nuestro país, pero se desarrolla como una ficción, libre en absoluto; que como buena ficción, va tomando los elementos de la realidad, como personajes y hechos verídicos; y los articula dentro de su relato, como si éste hubiese tenido en cierta forma lugar en ese entonces. Este juego de veracidad y verosimilitud es muy preciso, pero en ningún momento el director quiere hacernos pasar que la historia desarrollada en NO sea la historia real de cómo sucedieron los hechos.

Por lo mismo la película está lejos de ser un filme político, quizás está más cerca de ser una sátira o inclusive una apología a la publicidad, aunque poco importa si es lo uno o lo otro. Porque la sustancia que hace de NO una película trascendental dentro del panorama del cine chileno actual es que intenta generar un diálogo a partir del pasado, pero que es posible desarrollar y entender en la actualidad, “gracias al contexto social en el que está nuestro país” y gracias a la distancia que nos ha otorgado el tiempo para mirar y entender nuestro pasado. Es sabido que lamentablemente hay pocas películas de ficción que se aboquen a revisar nuestro pasado reciente y Larraín encontró en éste vacío la sustancia para asentar su cine, o al menos lo que él llama su trilogía. En cierta forma Larraín siente un compromiso con indagar en el pasado; (re)construir, (re)versionar, confrontar y poner en duda la historia. En este ejercicio, con sus tres últimos trabajos, ha logrado crear de cierta forma una memoria visual colectiva, que probablemente con el pasar de los años vaya adquiriendo más significancia. Sin embargo su búsqueda como director no ha cesado ahí, y también se ha dado el espacio para explorar y desarrollar sus inquietudes cinematográficas, tanto en la puesta en escena como en la narrativa; lo que en NO ha alcanzado una cierta culminación.

NO, no se sitúa tan lejos, como algunos creen, de las películas anteriores de Larraín, al igual que en Tony Manero o Post Mortem tenemos un protagonista obsesionado con una idea (quizás no de la manera retorcida que los protagonista de sus anteriores entregas, pero sin con la misma idea clara de lograr su objetivo), nos interiorizamos en el mundo del personaje y logramos sentir como él; su manera de filmar tampoco difiere tanto a la de sus anteriores entregas, sigue recurriendo al seguimiento del personaje que le da la espalda a la cámara, siempre con una cámara en mano, imprecisa a ratos,  con un montaje elíptico y de corte directo. No hay duda que en términos formales se pueden reconocer en su última película varios aspectos de la filmografía predecesora de Larraín, aunque hay nuevos elementos que vienen a enriquecer su quehacer como realizador, uno de esos aspectos es que la película está totalmente registrada con cámaras U-matic, que eran las más utilizadas a finales de los 80’, es por ello que el film posee una estética a ratos algo deslavada o saturada o de baja calidad en sus imágenes, pero esa elección estilística permite a la película utilizar material de archivo de la época dentro de su metraje sin provocar sobresaltos en su montaje, haciéndose muy difícil de diferenciar a momentos entre el archivo o lo filmado. Esta conjugación de materiales no deja de ser un ejercicio/gesto interesante, ya que, carga a la película con un valor de realidad prácticamente absoluto, la imagen ficcionada se conjuga con la real y no se contraponen si no que por el contrario, se potencian y van dándole al filme un particular valor histórico, de documento.

Otro valor del relato es que no importa en sí mismo el final de la historia, ya que, es conocido por todos la victoria del “no”, lo importante es la sustancia que hay en el camino a esa victoria, y desde ese punto de vista la articulación dramática del filme es de un dinámica que pone a disposición suya todos los elementos fílmicos y de montaje; explotándolos de manera inteligente, así mismo el trabajo de diálogos y las interpretaciones son de alta calidad, prácticamente una película sin puntos bajos.

Por donde se le mire NO viene a ser una de las películas más destacadas de la última década, su trascendía va más allá de nuestras fronteras (Ya en Cannes tuvo una excelente recepción) y no hay duda alguna que a la postre será una película a revisar por todos dentro de nuestra filmografía nacional; también cabe señalar que en términos de producción el filme marca varios hitos, que van desde la creación de la tecnología por parte de Sony para grabar la película en U-matic, como la participación de Gael García (Actor reconocido a nivel mundial) como protagonista de la historia, entre otras cosas. Sin duda NO será un punto de inflexión dentro del desarrollo de la filmografía de Pablo Larraín, que sin duda se posiciona como uno de los directores más importantes de nuestro país.

[youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=L43ZTdVozLQ]

Director: Pablo Larraín

Productor: Juan de Dios Larraín, Pablo Larraín, Daniel Marc Dreifuss

Producción General: Eduardo Castro

Dirección de Fotografía: Sergio Amstrong

Dirección de Arte: Estefanía Larraín

Montaje: Andrea Chignoli

Sonido: Miguel Hormazabal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s