Home

#71

El Juicio Moral

Anónimo por Felipe Azúa

anonimo

La película de egreso de la Escuela de Cine de la Universidad del Desarrollo fue presentada dentro de la competencia de largometraje chileno del Festival de Cine de Valdivia. El filme cuenta la historia de Javier, un hombre que intenta reinsertarse en la sociedad luego de haber estado en la cárcel al parecer por bastante tiempo. El motivo de su condena no es expuesto y esto es uno de los pilares de la narración ya que juega con la tensión que provoca entre sus cercanos, su presencia no es bienvenida pero por protocolo su hermano intenta ayudarlo, su cuñada desconfía de él y al final Javier decide salir de ahí, yendo a parar a un hotel del que también arranca. En esta ruta de desarraigo Javier intenta contactar con su ex mujer para poder ver a su hija que ya es una adolescente, pero la mujer se lo niega. Mientras sigue buscando donde vivir y en que trabajar, Javier merodea por la casa de su ex mujer.

A los días el personaje encuentra un lugar para vivir, en una casa antigua donde arrienda una pieza y hace buenas amistades con la dueña del lugar. En este punto el relato juega con la tensión sexual que provoca la hija adolescente de la encargada. Javier y Amanda entablan una relación de amistad y apoyo mutuo, así Javier reprime algunas inquietudes y de alguna forma encuentra en la joven un sustituto para la hija que aún busca.

La resolución del conflicto habla sobre el rechazo a las segundas oportunidades, ya sea por parte de la sociedad y también del protagonista.

El filme está construido de manera lineal y bastante elíptica, con un tratamiento de imagen y sonido realista que se ve reforzado por la cámara en mano y el punto de vista cercano al personaje. Si bien es una forma probada que podría acercarse a la identificación con el personaje, en este caso no es del todo simple entrar en el estilo y termina aplanando la narración en lugar de dar mas profundidad.

La estrategia que utiliza Renato Pérez para cautivar con su primer largometraje no deja de ser curiosa, ya que por un lado existe la opción de reivindicar a un personaje que socialmente está marcado y por otro manejar ciertos códigos de suspenso para generar la duda sobre sus verdaderas intenciones y sobre la causa de su confinación. Esta última arista es la que mejor explota el director, sosteniendo gran parte de la película en la tensión que genera este personaje desconocido para todos, anónimo para los que recién lo conocen, en desmedro de un acercamiento al personaje para comprender su probable redención. Javier se torna en un personaje misterioso incluso para el espectador y no permite generar la empatía necesaria para exculparlo y hacer que la premisa del relato tenga sentido, en ese sentido la película se vuelve un poco en contra de su personaje convirtiéndose en una mirada afianzada en la moral, ya que al igual que los personajes de la película no es seguro que luego de ver el film todos tengamos la intención de  darle una segunda oportunidad a Javier.

[youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=-E1IxkgtxpY]

Director: Renato Pérez

Guión: Camila Rodó, Fernando Silva

Producción: Juan Ignacio Correa

Fotografía: Yusuke Hagiwara

Edición: Gabriel Giglio, Cristian Giralda, Renato Pérez

Sonido: Fernando Silva

Reparto: Mario Ossandón, María de los Ángeles García, Jacqueline Adrián, Antonia Zegers, Marcial Tagle, María Eugenia Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s