Home

#62

Ética y Moral

La Espera por Felipe Azúa

“La espera” es el debut de Francisca Fuenzalida en la dirección de largometrajes. La historia se centra en el drama de Natalia y Rodrigo, una joven pareja con diferencias en su origen social que quedan  patentes desde un principio y cada vez que pueden lo hacen notar de manera poco amistosa. La pareja ha quedado embarazada y la chica ha tomado la decisión de abortar con fármacos conseguidos ilegalmente. Durante una noche somos testigos de las aprensiones morales de los personajes y las soluciones que ven desde su juventud, considerando el embarazo como un problema per se para ambos, sin considerar otras posibilidades desde el guión.

La chica se muestra realista en su discurso –aunque mediada en gran parte por los resabios de su crianza y condición social-, mientras el joven tiene una personalidad frágil que lo hace dudar de sus propias convicciones. La trama se divide entre el juicio sobre la operación y su resultado. Difícil no entrar en detalles sobre la resolución del conflicto para hacer un análisis de la propuesta de esta película, pero lo intentaré en pos del interés del público sobre este tema que por supuesto es controversial en una sociedad que no está acostumbrada a revelarlos para su discusión.

Para escribir sobre esta película se me hace imposible no armar una doble perspectiva de espectador/sociedad, ya que el proyecto se sustenta en la potencia que puede generar la discusión de su tema principal, incluso desde el discurso de la propia realizadora.  El aborto es el motivo único de esta película y el resto de los temas que se deslizan de su guión son más bien accesorios, lamentablemente ya que en general tienen gran validez para este tipo de relatos íntimos, esta es la primera sensación que se extrae del desarrollo. Se siente la llanura que genera un tema tan pesado sobre otras características de la película, convirtiéndola en un paisaje con pocas atracciones y una forma de articular el  discurso que bordea el tratamiento televisivo.

Desliza en su argumento pequeños motivos que resuenan aún en la cabeza, por que son de interés y de ser aprovechados convertirían a la película en un mejor elemento. La relación de pareja genera a ratos una dulzura especial sobre su forma de tratarse, y a ratos nos acerca a la identificación con relaciones de pareja jóvenes y disfuncionales, donde cualquier chispa anima el ambiente y donde las pasiones están alerta, lastima que esos indicios se diluyen en la base del mismo tema. Es ahí donde la película pierde perspectiva para adentrarse en la discusión moral sobre el aborto, cuando por gran parte del metraje se define como una discusión donde cada personaje tiene una postura distinta y sus aflicciones dejan de ser humanas para convertirse en discursivas. La tarea de hacer hablar a los personajes por el director debe ser una de las misiones más difícil de traspasar en un guión, ya que fácilmente se puede caer en el panfleto y además necesita de una autoconciencia sobre el uso de los personajes como vehículos lejos del uso de personajes en la búsqueda de una emoción. Quizás esta es la gran carencia de “La Espera”, en general se trata de un film realista que pretende recorrer el drama de los personajes buscando la identificación del espectador, pero a la vez se entrampa en una eterna discusión moral sobre el tema del aborto.

La película se plantea como una función valiente de nuestra sociedad, poniendo sobre la mesa un tema políticamente incorrecto, y generando su difusión a partir de esto (muestras en colegios, apoyo de parlamentarios). Entonces estamos en presencia de una especie de film/institucional que se dedica a generar una discusión por sobre los intereses artísticos, industriales o personales. El tema que hace ruido comúnmente de este tipo de películas es el “real valor” de esta valentía y si necesariamente el generar debate es suficiente para justificar el esfuerzo que significa realizar una película, sobre todo si en el propio discurso se siguen oliendo dilemas que traspasan la ética personal para adquirir un cariz bastante moralista. Creando así una postura moral-espiritual, lejos de un tema social-ético (de ética científica), evitando temas como la diferencia social entre los personajes, para dejar pasar la discusión respecto a la posibilidad de hacer un aborto, tema importante en la discusión sobre la justicia que representa el aborto legal.

[vimeo 7093351]

Director: Francisca Fuenzalida

Producción: Gastón Chedufau, José Andrés Calderón, Juan Pablo Olivares

Fotografía: Pablo Letelier

Arte: Pamela Chamorro

Montaje: Rodrigo Saquel

Reparto: María de los Ángeles García, Diego Ruiz, Claudia Hidalgo, Maite Neira

Año: 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s