Home

#47

Ironía y distancia

Piotr; una mala traducción por Felipe Azúa

 

La película presenta la historia de un hijo de exiliados de la “República de Nacrovia” que ante pocas alternativas en nuestro país, decide postular al Fondo de las Artes y hacer una obra de teatro sobre la independencia de la nación de sus ancestros. Para esto cuenta con la ayuda de un compatriota para traducir el texto, además de un grupo de actores algo mediocres, poco dinero,  problemas con novias, problemas de inmigración y por supuesto, una mala traducción. 

El título de esta tesis de la Escuela de Cine de Chile llama la atención y desde un comienzo entenderemos el porqué, de inmediato se nos sumerge en una historia paralela, el relato de la vida de Piotr, un país ficticio, un lenguaje ficticio, todo hilado por un toque de ficción-verosímil. En tono comedia nos vemos envueltos en las peripecias que debe hacer Piotr para financiar su obra, para dirigir a los actores y sobrellevar su vida amorosa. El idioma es parte esencial de este relato, ya que los subtítulos comienzan a intervenir en el como se cuenta la trama y pasan a ser un elemento cómico más. Aquí el “texto” adquiere todas sus proporciones dialogando ya no solo con la trama sino que con la película, una especie de hipertexto, haciéndose parte del film, quizás esta es una función contemporánea que no se entendería en su amplitud sin referencias como los malos subtítulos de muchas películas extranjeras, una referencia cinéfila totalmente actual, que también podría compararse a las intervenciones jocosas que normalmente se hacen de los subtítulos de muchas películas, como es el caso de varios videos en Internet. No se trata de un cambio en la “traducción” (desde el “nacrovés” al español, aunque a ratos funciona a la inversa cuando los “nacroveces” no quieren que entiendan lo que hablan), acá es mas bien una utilización viciada, ya sea muy rápido o con términos coloquiales o de manera inentendible en momentos fundamentales para el personaje. También así se dialoga con la misma obra de teatro que está realizando el protagonista y al poco andar terminan siendo utilizados los subtítulos para “mejorar” el producto. 

Sorprende la lucidez para integrar muchos discursos, quizás algo escondidos tras la comedia pero que se pueden rescatar de todos modos. Quizás mas que discursos son inquietudes, esas inquietudes de primera mano, que todos tenemos como observación de cierta realidad, sobre la chilenidad, sobre la burocracia, el oportunismo, las clases sociales, las referencias juveniles, etc.  Pero por sobre todo agrada el nivel de “abstracción” o distancia que genera el director para poder hacer una película de referencias, no realista, con intervención pero sin caer en los artificios de un cine juvenil poco entrenado.

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Piotr, Una Mala Traducción

  1. Pingback: SANFIC 6 « cine chileno / zapatoschinos

  2. Pingback: COMPETENCIA NACIONAL CINE//B_3 « cine chileno / zapatoschinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s