Home

#48

Más Allá del Ejercicio

31 de Abril por Samuel Olivares

Cristián, un joven de 17 años sin mayor experiencia audiovisual, quiere realizar un documental sobre cómo afecto la muerte de su hermano a su familia y amigos más cercanos. En esté viaje el muchacho se encuentra con un sinfín de personajes que reconstruyen someramente la imagen de su hermano fallecido. Entremezclando imágenes de archivo, entrevistas hasta llegar a la ficción. 

Desde un comienzo el director Víctor Cubillos nos revela que estamos frente a una farsa, solo basta con poner atención a la fecha de su “muerte”, 31 de Abril. Para muchos este dato pasa desapercibido, pero en tal gesto está declarada la honestidad del director, quien de entrada revela que la intención final del filme está más allá de contar una historia conmovedora o emotiva, sino que su intención es más bien poner en jaque el sistema de lo documental y la veracidad que muchas veces le damos a la imágenes sin que estás las tengan; y bajo este marco construir un relato, casi desafiando las convecciones sobre lo clásico, lo obvio y lo sabido. 

Es loable el riesgo que toma el director y para un espectador desatento la película funciona perfecta, su maquinación parece lógica y pocas veces las situaciones despiertan alguna suspicacia. 

La película es intrincada, no por su forma, ya que, cumple con el canon del documental amateur (cámara en mano, entrevistas y realizador-camarógrafo), sino porque pone en jaque cine y realidad de la manera más ilógica posible, (partiendo con su nombre que es una fecha que no existe) pero logra ser creíble y en cierto grado uno cae en la trampa (o en la sala se deja llevar ciegamente por las imágenes). Y es aquí en donde se agradece que se abra un espacio para reflexiones que van más allá de lo fílmico o narrativo, sino que son relativas a la puesta en crisis del cine, su captura o reproducción de la realidad y además la ambigüedad en la que se puede construir un relato, que se emplaza en la cada vez más delgada línea que separa a lo documental de la ficción, pero desde mi punto de vista en si todas las películas tienen algo de documental aunque sean ficción, ya que, siempre se sitúan sobre una representación de lo real que sucede en un tiempo y espacio determinado y aunque sea una puesta en escena que se repite es en si un hecho real que es capturado y documentado de manera real, pero articulado como una ficción o entendido así por todos. 

31 de Abril se estructura con eficacia, su precisión también hace sospechar, su fotografía es correcta y su sonido demasiado pulcro, pero dichos aspectos tampoco elevan la película más allá de su vuelo, que es el del ejercicio de poner en jaque a las imágenes y su veracidad, pero de una manera mucho más coherente y cohesionada que otras cintas vistas en Sanfic.  Al menos acá hay un punto de vista claro y la honestidad y transparencia de la película no buscan el efectismo confrontacional, sino que más bien intenta dilucidar el sistema de lo que ha hecho que el cine se sostenga con tanta fuerza y veracidad a lo largo de toda su existencia y es lo que tiene que ver con que todo relato en si es una mentira, pero una mentira que debe parecer una verdad.  

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “31 de Abril

  1. Pingback: SANFIC 6 « cine chileno / zapatoschinos

  2. Pingback: COMPETENCIA NACIONAL CINE//B_3 « cine chileno / zapatoschinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s