Home

#34

De lo Individual a lo Colectivo

El Edificio de los Chilenos por Felipe Azúa

 

 

El documental político autobiográfico contiene siempre un alto riesgo a la hora de revelar información, por un lado el pudor y por otro la necesidad de no caer en una declaración de egos de principiante. En El Edificio de los Chilenos, Macarena Aguiló presenta una historia global que parte de lo particular, una mirada al pasado y un repaso por historias sobrecogedoras que realizadas con pulcritud poco acostumbrada terminan siendo un carta abierta al futuro de nuestro país.

La historia contada es bien simple y poco conocida, en medio de la dictadura militar en Chile, muchos militantes del MIR deciden terminar su exilio y regresar al país, para esto planean resguardar la seguridad de sus hijos pequeños y dejarlos en los países donde residen al cuidado de un grupo de “padres sociales” quienes cuidarán de ellos y luego llegarán a Cuba a una pequeña villa donde vivirán todos juntos en lo que todos conocerán hasta el día de hoy como “El Edificio de los Chilenos” por los propios residentes. El proyecto que contenía una mirada política sobre el rol de la familia (como analogía de los fundamentos políticos de izquierda) terminó alojando a cerca de 60 niños y 20 adultos que se dividían en pequeñas familias, pero terminaban siendo todos una gran familia. Ahí los niños crecieron por años con las ideas de la libertad, el esfuerzo, las responsabilidades y los derechos, pero también con la real incertidumbre y temor sobre lo que sucedía con sus padres biológicos en Chile, o incluso si estos existían siquiera y no eran solo un invento de sus cuidadores. Así la historia transcurre con Macarena entrevistando a sus hermanos sociales hoy, a sus padres cuidadores, conversando con sus padres biológicos, tratando de encontrar un cierta “verdad” común sobre estos hechos.

Las conclusiones que se logran alcanzar son una pequeña muestra política de algunos problemas del planteamiento político del movimiento, el proyecto “HOGARES” termina desmembrándose, cada familia comenzó a decidir por su cuenta, varios jóvenes optaron por asistir a una beca internado en Cuba, algunos padres sociales terminaron retirándose del proyecto al ver que ya no eran necesarios, así las decisiones personales afectaron el bien común y se fue diluyendo el proyecto que vio crecer a gran cantidad de niños.

Esta historia contada en primera persona tiene una estructura muy fácil de seguir,  denota una preocupación por la estructura del guión para llevarnos por los diversos temas, con un manejo de la construcción audiovisual muy depurado logrando un pasaje por la memoria personal y colectiva a través de archivos y “reconstrucciones líricas” que terminan llenando un vacío. El tema es bien resuelto y termina entregando diversos puntos de vista, si bien no todos claros, no existe un discurso determinante y respeta la visión de cada uno de sus entrevistados, ahí es donde podemos ver que la mayoría siente un dejo de nostalgia por su niñez pero no duda a la hora de decidir que hubiese sido mejor. Casi todos los entrevistados declara haber necesitado la visión de familia común, biológica, etc. Si bien esto es un discurso conservador sobre la familia, la película se hace cargo de ello desde lo íntimo, no lo hace una visión discursiva sino que como parte de sus entrevistados y de manera personal de la realizadora. Los padres biológicos también hubiesen hecho las cosas de otra manera y los padres cuidadores se autocritican sobre la capacidad de el proyecto “Hogares” para dar una vida factible a un niño. Solo un par de entrevistados (y creo que es solo uno) el que valora la consecuencia de su madre al dejarlo en el proyecto y hasta el día de hoy agradece el hecho de encontrarla viva y bloquea la posibilidad de criticar algo de sus decisiones, claramente este “bloqueo” significa una autosatisfacción que el personaje (y el documental) ponen como tema para el país, un conformismo que poco tiene que ver con los ideales que representaba el mismo proyecto “Hogares”. 

En fin el documental “El Edificio de los chilenos” presenta una nueva oportunidad (como varias de las vistas en FIDOCS) para rescatar la memoria, física, arquitectónica, personal, el punto de vista sobre la infancia, el proceso político en Chile y que por sobre todo maneja de manera profesional el ejercicio de documento.

 

 

 

 

Anuncios

9 pensamientos en “El Edificio de los Chilenos

  1. Pingback: FIDOCS « cine chileno / zapatoschinos

  2. Hola.

    “…los facilismos del documental autobiográfico”… ???
    No tengo idea de cuáles puedan ser esos facilismos. El documental autobiográfico me encanta, sobre todo lo que hace Ross Mcelwee o David Holzman’s Diary(y he leído harto sobre Deborah Hoffman, pero no he podido conseguir nada de ella, si alguien tiene algún se agradece la info). Es uno de los “géneros o estilos” documentales menos desarrollados me parece, por lo que dar una opinión general sobre ese género es un poco arriesgado.(Erik Barnouw ni siquiera lo menciona en su libro “El Documental: historia y estilos”).
    Se lee muy interesante el documental de la Srta. Macarena Aguiló, espero tener la oportunidad de verlo… pero creo que debieses explicar a que te refieres con eso de “facilismos del documental autobiográfico”, además, es la frase con que cierras el artículo, no es menor.

    Saludos.

  3. (Felipe) Toda la razón Alexis, se mal entiende mi idea, no intento denostar el estilo. No es una opinión general sobre el género sino sobre características en particular que son riesgosas (bien utiizadas o no depende de cada película) como por ejemplo el exceso del lírismo en los textos, el carácter críptico de los mismos, el no poder vencer la barrera del pudor o la simple manipulación de un tema general a partir de una historia en particular.
    Como hay facilismos (o técnicas repetitivas y poco sutiles) en cualquier género de ficción o documental. En ningún caso son caracteristicas del género (ni de esta película), pero son un riesgo a considerar por los realizadores (creo).
    Gracias por los datos y corregiré la redacción porque según yo ahi está el problema.
    PD: como va tu peli autobiográfica? cualquier noticia avisanos.
    Saludos

  4. Pingback: COMPETENCIA NACIONAL CINE//B_3 « cine chileno / zapatoschinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s